¿Quiéres solicitar un crédito?

Aplicar Ahora

Ya tengo un crédito

Los negocios de hoy: Inteligencia Artificial
ia
6 Dec

Los negocios de hoy: Inteligencia Artificial

La tecnología y el internet nos siguen haciendo la vida más fácil. La Inteligencia Artificial (IA) es una mega tendencia que está abriendo todo un espectro de posibilidades para nosotros y que pasó de estar en el plano de la ciencia ficción a ser una realidad. En este artículo descubre las posibilidades que ha abierto la IA en el emprendimiento y cuáles son los principales retos que enfrenta. 

La tecnología y el internet nos siguen haciendo la vida más fácil. La Inteligencia Artificial (IA) es una mega tendencia que está abriendo todo un espectro de posibilidades para nosotros y que pasó de estar en el plano de la ciencia ficción a ser una realidad.

Para las compañías, la IA significa una oportunidad de ser más eficientes, creativos e innovadores. Se afirma que la aplicación de la inteligencia artificial será una de los principales posibilitadores de transformación, no sólo en el ámbito corporativo sino en muchos otros. Con este boom de la tecnología, cada vez hay más sectores que están aprovechando su potencial y no es de esperar menos, un negocio que actualmente no le invierta constantemente a los componentes de I+D, es un negocio que ya está obsoleto.

La IA tiene presencia en muchas cosas de las que hacemos, más de las que nos damos cuenta. Por ejemplo, en las sugerencias que nos arrojan las plataformas de contenidos de acuerdo con nuestras conductas previas; ¿a quién no le ha pasado que un día busca unos zapatos para comprar en internet y al otro día la única publicidad que le sale es de zapatos, en cualquier página que frecuente que contenga anuncios? ¿O si vemos muchas películas románticas o de navidad, Netflix nos sigue recomendando este tipo de películas? Todo esto, es inteligencia artificial.

La IA no es tendencia porque sea algo nuevo, al contrario, es una ciencia que se practica desde los años 50, pero sí porque que es una realidad que las máquinas ya se asemejen de una manera increíble a los humanos, tanto que las personas y empresas están reconociendo e incorporando todas las posibilidades que pueden traer estos avances tecnológicos.

¿Cómo podemos definir la IA?

La IA es un área multidisciplinaria de la computación, informática y robótica que desarrolla algoritmos especializados y personalizados con el propósito de crear máquinas que puedan llevar a cabo tareas humanas, así como solucionar problemas. Es decir, desarrollos artificiales que tengan las mismas capacidades y habilidades humanas, que las desempeñen de manera satisfactoria e independiente. Todo esto encaminado a facilitar la vida humana. 

La finalidad de la IA no es suplantar las capacidades humanas, sino cubrir todas aquellas tareas manuales y operativas que puedan ser llevadas a cabo por máquinas, de tal manera que sean más eficientes y que el talento e inteligencia humana pueda ser desplazada a funciones de creatividad, innovación y análisis que potencien el desarrollo de sus capacidades.

“La IA consiste en asimiliar la inteligencia de una máquina a la inteligencia humana” Ericc Sánchez, Experto en Tecnología y Gerente de Senior Centil.

El uso de la IA se cataloga como la segunda ola de la transformación digital. Por ello, empresas de todo el mundo están adoptando cada vez más nuevas capacidades técnicas que les están permitiendo optimizar su operación y también están abriendo posibilidades a nuevos modelos de negocio. Factores como, la disponibilidad cada vez mayor de grandes volúmenes de datos y la conciencia de su gran valor, el procesamiento y análisis de ellos y la financiación masiva en esta área han hecho de la IA una tendencia en el emprendimiento.

Los países pioneros en desarrollo e implementación de IA son Estados Unidos y China pero, según la consultora Everis y la Red Endeavor en un reciente reporte, indican que el emprendimiento en IA en América Latina está tomando mucha fuerza pero aún se encuentra en una etapa inicial. Este reporte señala también que el sector de la IA alcanzará una facturación de 1,64 millones de dólares en América Latina para el cierre del 2018, significando un crecimiento del 49% con respecto al 2017.

El estudio afirma que existen varias barreras para el crecimiento acelerado del emprendimiento en inteligencia artificial en la región latinoamericana. Una de ellas y la principal son los sistemas educativos latinoamericanos. Estos generalmente carecen del tipo de conocimiento técnico en esta materia y por ello la formación en talento y habilidades tecnológicas es escasa, pero de gran demanda e importancia.

Según el Foro Económico Mundial, para el 2025 se estima que el 52% de las tareas profesionales comunes sean hechas por robots, algo que puede parecer preocupante, pero que viene acompañado de una creación de 58 millones de nuevos empleos durante los próximos 5 años.

Otra de las barreras que encuentra el estudio, es la falta de datos y la conciencia del valor de estos en la región. Aunque se afirma que está creciendo, hoy en día no existe el volumen de datos necesario para desarrollar el tipo de IA que facilite las tareas operativas de las empresas. Como hemos explicado en estudios anteriores de Finaktiva, el Big Data es el insumo para el internet de las cosas, en cual existe la IA.

Este estudio también afirma que los sectores en los que más se concentra la actividad de IA en América Latina son en la provisión de software, servicios a empresas y los sistemas de salud, sectores educativos, mineros y de mercadeo.

El estudio concluye en que la piedra angular para potenciar el desarrollo de la IA y todas las posibilidades de crecimiento que esta tiene radica en propiciar los espacios de aprendizaje en las áreas técnicas y tecnológicas necesarias para que el talento que se necesita pueda ser capacitado. Se hacen también recomendaciones para que, tanto el sector privado como el público fomente la inversión en los emprendimientos con base tecnológica. 

No podemos negar es que la IA ya es una realidad. Es común encontrar hoy bots de servicio al cliente, que son capaces de dar respuestas de manera automática y atender los clientes de manera eficiente las 24 horas del día, así el talento humano no esté disponible. Este tipo de herramientas toma una gran importancia en el mundo digital en el que vivimos, pues los negocios que tienen esta característica en su naturaleza deben soportar sus servicios y atención también de manera digital, pensando globalmente y apoyándose en la IA para que pueda suplir sus funciones de manera eficiente. Todo esto está enfocado a nutrir la experiencia del cliente y en la tendencia cada vez mayor de un mundo siempre conectado.

Es importante señalar que las personas están teniendo una creciente confianza en los robots, hecho que vale la pena destacar puesto que el público ha sido un poco reacio a suplantar el servicio atendido por una persona por tecnología y por IA. Por ejemplo, en los servicios financieros, un negocio que por tratarse de dinero implica mucha confianza, ha dado un giro total y se está apoyando cada vez más en IA.

En Finaktiva, la Financiera de los Emprendedores, somos una Fintech, es decir, toda nuestra operación y experiencia de usuario está soportada en la tecnología. La solicitud de crédito se hace de manera completamente digital, en la que, al alimentar nuestros modelos con la información proporcionada por el usuario, nuestro desarrollo en IA de modelos de scoring financieros, analizan esta información y nos arroja según el riesgo identificado, el monto, plazo, tasa y garantía que el cliente en particular puede soportar. Así, creamos una experiencia de crédito innovadora para el emprendedor, una que es fácil e intuitiva, totalmente diferente a la tradicional bancaria que incluye plazos largos, constantes desplazamientos a sucursales físicas y engorrosos papeleos.

Esta solución está pensada para los empresarios que son apasionados y disciplinados, que lideran empresas que están creciendo y que tienen más futuro que historia. Nacimos para facilitar la experiencia de solicitud de crédito, para ayudar a crecer a los emprendedores y que darles las herramientas necesarias para que dicho escalamiento sea sano y sostenible.

Ya este tipo de avances tecnológicos no son ciencia ficción, el progreso tecnológico parece no tener techo y la IA es muestra de ello. Es responsabilidad nuestra utilizar este conocimiento en potenciar el talento y capacidades del ser humano, para que cada uno de los desarrollos contribuya a la mejora de nuestra calidad de vida.